Breaking News

Una arencada en Semana Santa no cae mal



Una arencada en la noche, y luego “requintar” en la mañana, es lo mejor que puede suceder en estos días de asueto y más si los arenques o arencas vinieron preñadas.

Estamos en Semana Santa y este plato forma parte del ritual de la temporada, acompañado de plátano, cachirula (guineíto), yuca o batata. Esta última es la combinación perfecta por el sabor dulce contrastando con el salaíto del arenque.

El olor delataba a lo que antes le llamaban “policía” y era una vergüenza ir al colmado y pedirlo y luego pasearse por el vecindario, porque quienes lo consumían eran las familias de clase baja y media baja, más por barato que por el gustico. 
                                    
Ahora es comida gourmet por lo costoso, no tan asequible económicamente a la clase baja. En los supermercados le sacan las huevas para vénderlas a precios diferentes al arenque y en los mercados populares los venden con su “barriguita” al mismo precio la libra. Y no les he dicho del poder afrodisíaco que posee…….. dejémoslo ahí!

-----------------------------------
Publicado por Xiomarita Pérez el 2-04-2015

No hay comentarios