Breaking News

Quebrar el empacho o el “agito”

Cuando una madre nota que su hijo no tiene apetito o vomita, para asegurarse si tiene un empacho o está “agito” o ahíto busca a una persona conocedora  de esta enfermedad y coloca el niño en ayuna boca abajo, arriba de sus piernas y “al ojo” mide la distancia para halar o tirar el cuerito en la espalda, pero que se escuche el sonido para confirmar que tiene el empacho. 
Esto se hace por tres días consecutivos y luego de terminado se le da en la mañana dos o tres gotas de aceite de coco, con el objetivo de que el muchacho “haga estómago”, que significa que lo que coma no le caiga mal. 
A los pocos días del tratamiento comienza a comer y a engordar.  Al halarle el cuerito los nervios de esa zona y del estómago se distienden o se activan y hay mejoría.
En otros países utilizan las frases: Tronar el espinazo, tronar la espalda, quebrar el agito, halar el cuerito, tirar el cuerito, quebrar el agito, etc.

4 comentarios:

  1. En mi barrio había una doña que era una experta en eso. Doña Teofila Restituyo ( Doña Fofa ), era quien curaba a todos los muchachos del barrio por más de 30 años.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, había muchas personas en los barrios y en los pueblos que tenían un alto conocimiento de curar el empacho. Gracias Ronny por tu aporte.

      Eliminar
    2. Eso se ha ido perdiendo. Ahora mismo es muy difícil uno encontrar a una persona que le haga un ENSALMO, para curar una torcedura, una dicipela o una culebrilla.

      Eliminar
    3. Ensalmar o santiguar, es cierto, no aparecen.

      Eliminar